martes, 25 de agosto de 2009

Nito Mestre "Charly (García) quiere que le acompañe en el concierto en Argentina"


–En tu última presentación en Lima tocaste “Flores en el mar”, un adelanto de tu nuevo material. ¿Ya terminaste este trabajo?
–Sí, ya está listo y ya tiene nombre. Se va a llamar “Flores en Nashville”, un juego de palabras entre el nombre del tema principal y el lugar en donde grabamos. Lo estaremos presentando en noviembre. Ojalá también suene en Perú.
–Me decías que tienes una deuda con dos ciudades peruanas.
–Hace varios años atrás toqué en un festival en Arequipa. Cuando terminó el concierto quise ir a conocer la ciudad, pero hubo un temblor de tierra que dejó varios muertos. Tuve que irme de inmediato. Lo poco que vi no lo recuerdo bien porque había bebido. Ahora soy otro y tengo que conocer Arequipa sobrio. La otra ciudad es Trujillo. De niño, cuando tenías que ubicar las ciudades en el mapa, nació en mí la curiosidad por conocer ese lugar. Todo me llama la atención de allí. El hombre, su cercanía al mar, su ubicación en el norte del Perú.
–Mencionas el tema de tu alcoholismo y cómo afectó tu vida. Ahora que estás recuperado, ¿qué sientes al ver a tu amigo Charly García totalmente rehabilitado?
No creo que esté totalmente rehabilitado. Es decir, la rehabilitación es un proceso, una maduración que dura para siempre. Charly está muy bien, él está volviendo a la cancha y me parece fantástico que ya vaya a salir a tocar, pero todo hay que tomarlo con calma.
–¿Retomarían Sui Generis?
–Todo puede ser. A mí me gusta tocar con él y a él le gusta tocar conmigo. Somos como hermanitos; se va a dar, solo hay que esperar. Hace poco él me decía que quería que le acompañe en el concierto que va a dar en Argentina. Me dijo: “Voy a ponerte un puesto de panchos para que estés presente” (risas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada