viernes, 9 de agosto de 2019

Charly García en el Luna. El pacto implícito entre el público y el artista se renueva


Charly García volvió a presentarse este miércoles en el Luna Park después de siete años. Fue una hora y media de show compacto, casi sin interrupciones y con viejos compañeros como invitados: Nito Mestre (abrió el show con “Instituciones”) y Pedro Aznar.  Pero... ¿Qué es lo que vemos cuando vemos a Charly?
Desde el show que dio en la Basílica de Luján a modo de regreso luego de su internación, hace ya 10 años, las presentaciones de Charly García trabajan sobre el mismo resorte: hay que aprender a decodificar la disonancia entre lo que vemos y lo que sentimos.
En tiempos de hipercinismo y escasa compasión parece una tarea difícil pero García (de 67 años vividos como todos ya sabemos) y su repertorio lo hacen posible.
Pasados los tres o cuatro primeros temas del show que empezó exactamente a las 21 horas hay una idea más o menos concreta de lo que venimos a ver. Pueden variar los grados de fanatismo, pero la realidad es que los seis mil espectadores del Luna Park tenemos en claro que en los recitales de Charly hay un pacto implícito entre el público y el artista.
La idea es más o menos así: hay que hacer algunas concesiones pero la recompensa viene en forma de canciones maravillosas.
Por ejemplo: un asistente le cuelga la guitarra con un cuidado extremo a Charly (que pasa todo el show sentado en un sillón, práctica habitual desde su operación en la cadera, en 2015). Es una escena que quizás no desearíamos ver, pareciera que ese cuerpo es demasiado frágil, que es mucho el esfuerzo que hace para presentarse en público.
Y sin embargo, ese mismo señor y esa misma guitarra arrancan con los acordes de "Cerca de la Revolución" y pone las cosas en su lugar. Hay un García que se las arregla bastante bien para tocar durante 90 minutos y, según dijo su manager José Palazzo, cada tanto llama para que le arreglen un concierto (viene de tocar ante 12 mil personas en Santiago de Chile).
Nadie vino esta noche al Luna Park para interpretar el concepto de “La Torre de Tesla” ni para medir la calidad técnica de la interpretación. El de esta noche es un show que apela directamente a lo emotivo: cada canción es una novia, un amigo, un momento, un tiempo de soledad. “Cuando estés mal, cuando estés sola. Cuando ya estés cansada de llorar. No te olvides de mi, porque sé que te puedo estimular”, canta Charly con la ayuda de Rosario Ortega. 
El show fluye, sobre el fondo del escenario la banda estable de García (tres músicos chilenos que se ocupan de bajo, batería y guitarra) parece diseñada para tocar y acompañarlo hasta el infinito.
Hace algunos jueguitos con el piano que le responde el Zorrito Von Quintiero, desde el otro extremo del escenario. Reparte elogios para sus invitados Nito Mestre (que reaparece para “El Día que apagaron la luz”) y Pedro Aznar ("No llores por mí Argentina") y habla únicamente con Rosario Ortega, que se le acerca a cada rato.
En esos intercambios, a partir de los 45 minutos del show, uno adivina un Charly que se quiere ir y a la hija de Palito reordenando la lista de temas. Son pocos segundos, pero suficientes como para enfriar al estadio, como cuando interviene el VAR en un partido de fútbol. Otra parte del pacto es entender que esto puede terminarse en cualquier momento.
No habría manera de conformar a todos con la lista de canciones en un show de 90 minutos, más cuando suenan varios de su último disco.
Al final, ya con las luces prendidas y quizás con García volviendo a su casa, la gente canta a capela “Inconsciente colectivo” y “Seminare”. Piden una más, pero no les dan. Igual no hay reproches ni reclamos: cada uno cumplió con la parte que le tocaba cumplir.

Por Diego Geddes

Lista de temas y resumen Charly, Luna Park, 07-08-2019

Comienzo 21 hs.

01- Instituciones (con Nito Mestre ).
02- De mí.
03- La máquina de ser feliz.
04- Rivalidad.
05- Yendo de la cama al living ( Imágenes del gol de Maradona a los ingleses en el 86 ).
06- In the city.
07- Cerca de la revolución.
08- King Kong.
09- Lluvia.
10- Parte de la religión.
11- Otro.
12- Canción de 2 x 3 ("Mirá, están todos en ácido" dijo y amagó con irse).
13- El aguante. (Amagó para irse otra vez , "No hay más presupuesto" dijo y le corrieron el telón parcialmente)
14- Rezo por vos.
15- Demoliendo.
16- Pecado mortal ( Con un "Chau",el telón es corrido rápidente y abierto nuevamente en un par de minutos).
17- No llores por mí, Argentina (con Pedro Aznar) ( Presentado por Charly  así: "No es un invitado porque siempre estuvo acá").
18- El día que apagaron (Con Nito Mestre).
19- Im not in love.
20- Asesíname (Charly se confundió y empieza a cantar el día, el telepromter va para atrás pero al tema lo empieza a cantar Rosario y retoma su curso).
21- Ojos de videotape.
22- Total interferencia ( ¿Van a correr el telón de nuevo? dice sobre el final y es el segundo tema que termina con el telón corrido rápidente y se escucha en off a Charly despidiendose, "Muchas gracias, viva la música. Gracias chicos, chicas").

22:30 hs. Fin

viernes, 14 de junio de 2019

Charly volvió y confirmó su lazo con el público Chileno.

Charly García en Chile: emotivo y rebelde presentó sus grandes éxitos

La última vez que García había hecho un concierto oficial fuera de Argentina fue hace más de 6 años en Venezuela y antes en Chile pero en una opción más íntima lejos de los estadios y grandes teatros. Para poder comparar, como si tal cosa fuese necesaria, debemos remontarnos al mismo lugar de ayer pero el 24 de mayo del 2012 con buenas críticas pero una cantidad de público que no superó las 7000 almas.


Su importancia en el escenario Sudamericano es indudable. Una hora y media de concierto confirmaron que su música es atemporal.
Esta vez con un lleno completo expectación es lo que se vivía al interior del Movistar Arena a eso de las 21.30 horas cuando se prendió fuego al escenario con la llegada de Charly. Una Torre de Tesla imponente y sus legendarios músicos, acompañaban una noche memorable.
Sentado en un sillón de cuero rodeado de teclados, comenzaba un show marcado por la intimidad que el cantante siempre ha tenido con sus fanáticos chilenos. Han sido más de tres décadas de éxitos cultivados en la esencia latinoamericana, por lo que provocó el grito desaforado de muchos de ellos.
La cita tuvo de todo y eso es lo que provoca el intrínseco estilo de Charly. Comenzamos con canciones como de “De mí”, “La Máquina” y “Rivalidad”, cuando le dijo a su público “ahora se vienen canciones más picas”, y dio paso a la euforia con Yendo de la cama al living y  Rezo por vos.
Sin embargo, hubo momentos que dieron la nota alta a la puesta en escena. Con el tema “Cuchillos” se recordó a la fallecida Mercedes Sosa, donde las grandes pantallas proyectaron la íntima amistad de ambos. Por otro lado, también se recordaron escenas del director Stanley Kubrik y artistas de talla mundial como David Bowie.
Incluso el artista dio espacio para la ironía. Luego de tocar “Parte de la religión”, gritó al Movistar Arena “Habemus Papa”, lo que marcó una de las pocas frases que le dedicó a sus fanáticos.
García se hizo acompañar en el escenario por la voz de Rosario Ortega, hija de Pablito Ortega, quien lo apoya en los arreglos y complementa la rasposa voz que ha ido cultivando con el pasar de los años.
Su barrido por clásicos que debían condensar una vasta carrera,  también estuvo cargado de sorpresas. Hubo dos falsas alarmas que daban por terminado el show pero luego el astro del rock se volvía a hacer presente.
Finalmente con 21 clásicos en los que destacaron “Demoliendo hoteles” y “Nos siguen pegando abajo (Pecado Mortal)”, se despidió Charly García de su eufórico público chileno, quienes gritando “Charly no se va” esperaron por algunos minutos que volviera a aparecer. El show se había dado por terminado a eso de las 23.00 horas.
Excentricidad, emotividad y mucho rock demostraron que Charly García es eterno. La transversalidad de su música traspasa generaciones y épocas, logrando la complicidad inicial de un alocado y joven Charly, con la experiencia de un artista que no se detiene en el tiempo.

Por Catalina Maldonado
Foto: Carlos Müller C.

Lista de Temas:
01-De mí
02-La máquina de ser feliz
03-Rivalidad
04-Yendo de la cama al living
05-In the City That Never Sleeps
06-Cerca de la revolución
07-King Kong
08-Lluvia
09-Parte de la religión
10-No llores por mí, Argentina
11-Cuchillos
12-Canción de dos por tres
13-El aguante
14-Rezo por vos

Intervalo

15-Demoliendo hoteles
16-Nos siguen pegando abajo
17-El día que apagaron la luz
18-I'm Not in Love
19-Asesíname
20-Ojos de videotape
21-Total interferencia

Entrevista exclusiva a Charly García: "No sé hacer otra cosa que hacer discos"


Charly García dialogó con Radio Concierto y además de hablar de la presentación de "La Torre de Tesla" en Santiago de Chile y del público del país, charló sobre su postergada película y la figura de Nikola Tesla. Además anuncio que grabará un nuevo disco sucesor de "Random" (2017) pese a su disconformidad con la discográfica.



-Charly un gusto conversar contigo a horas de la Torre de tesla ¿Vas a hacer muchos cambios con el show que hiciste en Argentina? Esta es la primera vez que sale la torre de Argentina.
-Si, tengo ganas, además ayer tocamos ¡y suena todo! Uno se pone en artista, pero a veces se la cree porque existe eso, somos “los teslas”.

-¿Algo para decir al público Chileno? ¿Gana la copa América Argentina?
-Siempre me trataron muy bien acá. Mira, yo de futbol Maradona y alguno que otro que haya por ahí, y soy de River y soy futbolero pero no mucho.

-¿Te sorprendió que la Torre de Tesla en Chile agotara tan rápido las entradas?, se agotó más rápido que Hall and Oates en Santiago de Chile.
-¡Oates, dedícate a otra cosa! Los vi en Buenos Aires, es una música “ni”, ni buena ni mala. Pero lo máximo que vi con pelucas fue a los Bee Gees, fueron a Buenos aires, ¡tenían todos unas pelucas, jaja! bueno…

-Hablando de música, ¿viste las películas de Queen de Freddie Mercury o de Elton John, “Rocketman”, no?
-No, mirá cuando salió Elton John a mí me voló la cabeza, dije “que cosa más hermosa”, y yo no tocaba el piano, va, tocaba música clásica y cuando entre en ese rollo de hablar con músicos, que los músicos quieran hablar conmigo esta bárbaro.

-¿Preferís el estilo de Freddie Mercury como toca el piano o el de Elton John? ¿Te gustaba Queen?
-Sí, menos los dientes de Freddie Mercury. No me gustaba antes. Y después me gustó. Brian May me agarró después de un concierto, y empezamos a hablar. El tipo es astrofísico y me dio una clase de guitarra ahí, buenísimo, re buena onda.

¿Cuál fue el origen de ponerle “La torre de Tesla” a este espectáculo?
-Mi papá era científico y había “librotes” de Tesla y yo no lo podía creer. O sea, porque hacia algo parecido a lo de mi papá, el hacía mesas de formica. Entonces me quedó lo de Tesla, ese nombre difícil de pronunciar y me gustó algo que tenía que ver con algo que decía mi papá de la meritocracia, “ser o no ser”; “cuanto mejor sos, mejor te va”.

-¿Entonces Tesla te gustó porque era un genio, porque era un innovador, porque hablaba de un futuro que no existía cuando tú eras niño?
-Si, a mí me pegó como le pega a todo el mundo, como alguien que es un genio de las matemáticas, de esto y de lo otro. En el libro que yo leí para informarme bien, te cuenta que el tipo hizo una torre de 30 metros para comunicarse con los marcianos y eso no es común.

-Y para transmitir electricidad…
-Sí, pero el elimino el cable, ¡y apagó Chicago! Me parece que toda la gente que tiene una capacidad diferente, para bien o para mal, se puede encontrar con gente parecida a ellos y no hace falta hacer una torre de 30 metros, ya con que lo tengas en el corazón.

-Nikola Tesla era un incomprendido también, en su momento no fue muy exitoso.
-El tipo invento todo, la bombita eléctrica, bueno, después a Tesla se lo tomó como un sinónimo de la utopía. O sea, su utopía son cosas que hoy están por todos lados, y hay gente como Edison que lo cagó, le sacó la patente. Lo que más me influyó, de haber leído, es su flash con la utopía, porque un tipo que pone la mano acá y llega hasta allá y todo; es una cosa utópica. Yo soy compañero del colegio de la utopía, “eso no se puede, esto sí” dios mío… Tesla no sacó ningún beneficio con eso, él lo hacía por el arte, y bueno, eso, me parece un homenaje a la utopía.

-¿Viste esa película donde David Bowie hizo de Tesla,”The prestige”?
-No, no la vi.

-Bueno hay una conexión ahí, los músicos generalmente tienen una admiración por Nikola Tesla, por lo que anticipó.
-Bueno eso es muy fuerte, pero no solamente músicos, ya la torre esa era como que se burlaba de todos los demás. Desde una posición, no te voy a decir rígida, pero él sabía lo que estaba haciendo. A mí la ciencia me gusta y los tipos que se juegan por la ciencia también, son cosas re locas.

-Tesla inventó Spotify si uno quiere.
-No sé lo que es Spotify. ¿Debe ser algo así no?

-Es escuchar música en las computadoras sin cables eternamente por siempre.
-Y bueno, si te gusta, así.

-¿Tesla habría sido capaz de meter un alma en el Mellotrón?
 -¡Y sí! El usaba la técnica del Mellotrón, vos sabes como es. Yo creo que para él es un chiste hacer eso, si pudo hacer todo lo que quiso hacer. Yo lo veo a Tesla con el pibe este, Jack White, fabricando juguetes. Tesla terminó en un hotel dando de comer a las palomas.

-¿Te gusta la tecnología? Porque en Random usaste iPads para crear sonidos ¿qué te gusta de los iPads, qué te pueden maravillizar del sonido de un disco por ejemplo?
-A Joe Blaney, que es el que me graba a mí siempre, lo llamó y le digo “tengo un iPad en casa y quiero hacerlo que suene mas alto” y me dice “ponelo en un ascensor” jeje.

-Hay mucho cine en tu música, ¿en qué formatos sigues viendo películas?
-Puede ser que vaya y la compre en un negocio. Me acordé de Brigitte Bardot, fue la primera que fue a Buzios, era la más linda de la época. ¡Brigitte jaja!

-¿De qué trata esa película que estás haciendo, de que va?
-Say No More, The Movie. Va de todo lo que me pasa en la cabeza, acá y en diferentes lugares. Y de comunicarme con el que se pueda o quiera comunicar y darle el versito este que “loco se podía poner el enchufe” o lo que sea, de hecho estamos en la era del celular. La película que tengo dando vueltas es para que gente que tiene esas inquietudes se dé cuenta que se puede llevar adelante. Más que nada quiero transmitir lo que tengo acá adentro y hacer una película con eso.

-¿Pero no es una biografía, es ficción?
-¿Bueno, se puede llamar ficción a un concierto en el Colon? Ojo, eso me dijeron los del Colon. A mí me gustaría que eso del Colon le sirva a la gente para darse cuenta de que se puede. Me inspiré también en Ed Wood. Te diría que es un homenaje a mi papá.

-Blanco y negro, Tim Burton…
-Tiene blanco y negro y una parte tiene en color, lo que hice también fue cortar pedazos de otras películas y armarlos tipo collage. Yo dibujo bastante bien, ¿viste la tapa de Random?, ¡esta buenísima! ¡Picasso!

-¿Y Kubrick?
-Kubrick fue el primero que me flasheó, cuando fui a ver “2001” yo era chiquito y realmente me dejo algo en el corazón, porque es muy Kubrick y es como lo que estábamos hablando ahora. Entonces podemos decir que esta película está hecha para soñadores, hecha con gente buena y para gente buena. Yo no sé cómo poder transcribir mejor la película, porque además ya me han dado tantos puntos de vista que bueno, espero que mi película le guste a alguien.

-¿Charly después del disco Random vas a grabar un nuevo disco?
-Y si, no se hacer otra cosa que hacer discos.

-¿Y te dan ganas de regrabar a lo mejor algunas canciones de Kill Gil? Algo dijo uno de tus músicos.
-Eso sería buenísimo pero a los imbéciles de la grabadora no les entra, no les entra que yo pueda hacer algo para empezar. Te van a enfrentar diciéndote que Juanito hizo película, etc...

Por Sergio Cancino
Editado por Hernán para Cinema Verité

lunes, 27 de mayo de 2019

Todo sobre el próximo disco de Roberto Pettinato junto a Charly García.



A principios de este año, el ex Sumo Roberto Petinatto gestó la idea que grabar un disco homenaje a Charly García. Nuevas versiones de temas no tan populares del genio interpretadas por cuatro músicos: Roberto (saxo), Andrés Marino (piano y teclado), Omar Menéndez (batería) y Hernán Cassiba (contrabajo) que, juntos,  desde hace unos años tocan jazz instrumental.
En cuanto Petinatto se lo comunicó a García, se copó enseguida. “El eligió los temas, tuvo en cuenta que iban a ser tocados en formato instrumental. Luego, me encargué de hacer la transcripción de las partituras y hacer los arreglos: lo íbamos viendo con Roberto en los ensayos y probando las canciones”, contó  Andrés al diario Los Andes. Durante meses se ensayaron las canciones elegidas y el saxofonista se las compartía a un entusiasmado Charly vía whatsapp.
El lunes pasado, ocurrió un momento único, el homenajeado se presentó en el estudio de grabación, Roberto lo había invitado pero no se sabía si concurriría. Antes que llegara se grabaron todas las canciones. “Terminamos tipo seis de la tarde y él cayó a las siete, se fue directo al piano y nos pusimos a grabar sobre lo que habíamos hecho” detalló Andrés.
Estuvo cerca de tres horas en el estudio, pasando por el piano, teclado, guitarra y sintetizadores. En el medio de las grabaciones zaparon canciones de los Beatles, Rolling Stones, lo que surgiese. Alrededor de las 23 Charly se fue y el disco quedó  grabado en una suerte de sesión en vivo, que se editará posteriormente.

El disco
Con el posible nombre de “Pettinato plays García” y con una premisa instrumental, algunos de los temas elegidos, y a definir cuales quedaran, fueron: “Vos también estabas verde”, “Total Interferencia”, “20 Trajes Verdes”, “Película Sordomuda”, “Say no More”, “Transatlántico Art Deco”, “Tango en segunda”, “In the city”, “Happy and real” y la inédita “Iglesia”. Sobre esta última canción trascendió que Charly la grabó de manera casera en su iPad. “Es una canción que tenía guardada y nunca editó. Nosotros hicimos una versión instrumental, se llama ‘Iglesia’”, reveló Andrés.  Posiblemente sea editado por Sony y podría estar en las bateas entre junio y julio.



Hernán para Cinema veritè

domingo, 19 de mayo de 2019

Entrevista a Charly García y Brenda Asnicar

17/05/19-Charly García confirmó su presencia dos horas antes y avisó que le preparen un teclado, ya que quería tocar y cantar. Fue durante la presentación a la prensa de “Vos sos dios”, el disco debut de la actriz y cantante Brenda Asnicar. Cerca de las ocho de la noche, en Unísono el estudio de grabación de Gustavo Cerati interpretaron juntos de García "Pasajera en trance" y “El día que apagaron la luz” y dos canciones que están incluidas en el disco que ya se puede escuchar en todas las plataformas digitales, "Cigala" de Brenda y "You Are So Vain" de Carly Simon. Ambos ofrecieron una breve y distendida conferencia de prensa que reproducimos a continuación.


-¿Por qué tardaste tanto en sacar un disco?
B.A.: Por ahí para la gente este disco se tardó mucho tiempo pero yo siempre estuve haciendo música, en mi casa, con productores, con gente. Intente hacer música con un montón de gente con la que no me fluyó, no por sus personalidades; por la vida, por lo que sea y bueno por ahí me tardaron…
C.G.: ¡Dale, contá más, contá más!
B.A.: Pero finalmente ahora pasó. La vida me puso a actuar en un montón de cosas y siempre quise hacer mi propia obra y hacerlo cuando sos chiquito te ponen como muchas limitaciones; como “podés, no podés, tenés que hacer esto, tenés que hablar con el otro y no sé qué”. Entonces cuando sos grande…
C.G.: ¡Pum! (Charly hace el gesto de pegar un tiro con sus manos)
B.A.: Gracias Charly. Mirá, para mí las dificultades que uno se enfrenta, a veces están dentro de uno y a veces están afuera, la industria de la música a veces es medio picadora de carne también como que te…
C.G.: ¡Es una picadora de carne!
B.A.: Gracias Charly, bueno no me deja mentir acá, viste.

- Cuenten un poquito la intimidad de la grabación de los dos juntos.
B.A.: En realidad esas cuatro horas fueron súper intensas, Charly llegó se sentó en el sillón y desde el sillón tocó el teclado, tocó el bajo, hizo todo y después de eso escucho un par de músicas de él que estaba haciendo -música nueva- y se fue y fue súper intenso. Fue lindo y fue como una mini lección de lo que es ser artista prácticamente. Llegar a un estudio, llegó súper puntual, sabía todo lo que tenía que hacer, lo resolvió rapidísimo. Fue maravilloso ver como un artista trabaja y, como para un artista como lo es Charly García, el arte es tipo lo más importante y no hablamos de nada más que no sea música y también fue una lección muy linda poder compartir con un artista que tiene tanto para dar y que además el nivel de generosidad que tiene es maravilloso.

- ¿Tu visión de cómo fue grabar con Brenda en el estudio Charly?
C.G.: Y fue como ahora pero al revés atrás de ese espejo (NdR: la nota se realizó en el estudio donde se grabó la canción) estaba la máquina y nosotros en un lugar muy chiquito. Ella me mandó en, un casete te iba a decir, en un CD “you're so vain” y me encantó.

-¿Y porque este “si” a Brenda Asnicar para estar en su primer disco? ¿Qué tiene que tener para que un artista como Charly García diga que sí?
C.G.: Porque es el único que da plata (risas). Pensá dos segundos y te vas a dar cuenta que, como se dice, “de onda”.
B.A.: Es literalmente por amor al arte, viste, es como que la música es incorruptible también y tiene eso, desde el momento que Charly llegó al estudio era como que lo único que hicimos fue música y fue lo más lindo poder gozar y compartir eso.
C.G.: Apenas la escuché me di cuenta que era buena, digo cantando, que tenía algo. Me rio porque, ¿sabes cómo le dicen a Mick Jagger los otros Rolling Stones?, Brenda así que me da mucha gracia, es en serio. "¡Brenda! -¿Qué?- No nada, lavame la camisa.”
B.A.: Charly a vos todo.

- ¡Que miedo del todo a Charly García! Pero cuéntenme, ¿cómo aparece la canción que terminan haciendo juntos?
B.A.: En realidad todo pasó por una mujer.
C.G.: ¿Qué mujer?, ¡Soy inocente!
B.A.: Yo no tengo nada que ver, ¿cuál es tu versión?
C.G.: Mi versión es; escuché la canción porque Mecha me la hizo escuchar, después fui a la disquería del frente y me compré el disco de Marilyn Manson que tiene “you're so vain” y ahí me copé, y dije, a ver si se puede hacer una que tenga un poco de ella y un poco de Marilyn.
B.A.: Porque hay dos versiones de “you're so vain”. Una que hizo Carly Simon y la otra que hizo Marilyn Manson y son muy diferentes las versiones y lo lindo fue eso. Como que tratamos de hacer otra versión. Bueno Charly vino y grabó todo, y grabó el bajo los teclados en tres horas el tipo ya había producido toda la canción y cuando se fue era como “¿Y ahora toda esta información, esta data que hay acá que vamos a hacer?

- Charly vos sos muy amante de Marilyn.
C.G.: Querido Marilyn.

-Hablaste con Marilyn por teléfono.
C.G.: Si, y no saben lo que le dije. Le dieron un platito con un Jesucristo pintado y lo agarra y lo muestra a la cámara y dice "Is this Charly García?”

-¿Cómo fue esa experiencia de estar recién ahí en el escenario con ella Charly?
C.G.: Y, me vino un flashback de cuándo tocaba en Sui Generis, pero ella es mucho más linda que Nito. (Risas)
B.A.: Sui Generis es increíble, yo aprovecho para decir que lo primero que escuche de Charly fue Sui Generis, mi papá tenía un vinilo, “Vida” era el disco.

-Brenda, vos hace un tiempo te declarabas fanática de Charly y tenerlo en tu primer disco debe haber sido…
B.A.: Y es magia viste, la música tiene eso.

-¿Y el nombre del disco a qué se debe?
B.A.: Mi idea del nombre del disco, que es “Vos sos Dios”…
C.G.: ¡Contá, contalo todo!
B.A.: ¿Lo cuento?
C.G.: ¡Si, cuanto más subversivo mejor!
B.A.: Bueno, OK, bueno estábamos un poco hablando de religión en general y Charly dijo algo muy sabio, dijo “yo soy Dios” entonces yo le dije: “sí vos sos Dios y yo también soy dios, vos Mecha también sos Dios”.
C.G.: Ahí nos quedamos diez horas más a ver quién era Dios, si ella o yo.

Editado por Hernán para Cinema Verité

viernes, 10 de mayo de 2019

Charly García en el Gran Rex: todos mas que satisfechos


Martes 7 de mayo de 2019. Primero y a modo de resumen: desde el 2018 luego de un prolongado periodo de ostracismo forzado por una lesión en la cadera, Charly se impuso una especie de rutina.  La misma consiste en presentarse cada dos meses (días más, días menos) junto a Rosario Ortega, Fabián Quintiero  y los chilenos Kiuge Hayashida, Toño Silva y Carlos González.  Repitiendo también la disposición en el escenario, él con sus teclados en un extremo, la banda ubicada en torno a la maqueta central del invento de Nikola Tesla y dos pantallas en  las que se proyectan escenas de Psicosis, The Devils, Help!, entre otras cintas. 
Como bien sabe el público fiel de García las fechas en el Gran Rex siempre son una moneda al aire: puede ser un show breve, o dejar al público con la sensación de haber asistido a una de sus mejores funciones; el martes la moneda cayó para el lado ganador. Además, esta vez no hizo falta el auxilio de la voz “protectora” de rosario porque Charly estuvo concentrado y comprometido con el concierto, más afinado que en sus últimas presentaciones.
Todo empezó a las 20:50 cuando Charly subía la palanca de encendido de la “Torre de Tesla” haciendo  que su magia conectara con un público heterogéneo y poligeneracional que lleno por completo la sala. Una versión con guitarra acústica de “De mí”, contrastante al piano de la versión original, abrió la noche que se extendió durante una hora y media, con un intervalo de casi diez minutos.
Luego de saludar a la audiencia con la mano en alto, Charly avanzó con “La máquina de ser feliz” y con un "buenas noches Argentina" dio paso a otro tema, "Rivalidad" seguido del clásico “Yendo de la cama al living”. Ante la ovación de los presentes se expidió con un agradecimiento  en francés, “Merci vo cu”.  Enseguida  presentaría  “In the City That Never Sleeps” como  “una canción nueva, habré hecho 5 o 6 esos días de fiesta patria”, a la par alguien del público deslizó: “¡Sos el mejor del mundo!”, a lo que Charly le devolvió: “Ya lo sé”, desatando risas arriba y abajo del escenario.
Luego de interpretar la canción dedicada a la ciudad de New York, le pasaron la guitarra eléctrica para hacer “Cerca de la revolución”, “salud" brindó García al finalizarla para tomarse un respiro y un sorbo de, suponemos, agua. "Y… ahora una canción que le hice a 'King Kong',  ¿no lo conocen acá a King Kong? Pobrecito, estaba en el Empire State y se enamoró de una enana así", dijo haciendo el gesto porteño de "cafecito" con sus dedos, dando entrada a “King Kong” y “Lluvia”.
Según sus propias palabras “la lluvia pasó, él se quedó, ella lo sabe y decidió cambiar de religión”. Y además de la lluvia lo que pasó fue un set de un clásico tras otro: “Parte de la religión”, “No llores por mí Argentina”, “Cuchillos”, “Canción de 2x3”, "El aguante", "Rezo por vos", "Demoliendo hoteles" y "Nos siguen pegando abajo". En algún momento entre estas canciones hubo una especie de cargada hacia el guitarrista Kiuge, “entre tema y tema se toma media hora” dijo a micrófono abierto.
Hasta ahí se había cumplido una hora de show, eran  las 21:50 y Charly dijo: "Buenas noches, feliz Navidad, Dios los bendiga" y se cerró el telón. Había lógicas dudas sobre si el espectáculo iba a continuar, dado los antecedentes, pero las mismas se disiparon a los diez minutos. A las 22:00 se abrió la cortina nuevamente y Roberto Pettinato, único invitado de la noche, apareció para hacer "Happy and real" con su saxo y solo con García en un particular dueto. "Dale Petti", le dijo en el medio de la canción para alentarlo, es que se notaron algunos desajustes entre ambos, quizás por ser un tema que no estaba en la lista y que posiblemente no fue ensayado, pero todo fue subsanado por la química que hay entre ellos.
Mientras el ex Sumo decía chau, apareció de vuelta el grupo de García, que se volvió a calzar la guitarra eléctrica para interpretar “Break it Up”, enganchada con “El día que apagaron la luz”,  e hizo un pedido a su staff: "Tenemos que grabar a la gente”, parece que Charly estaba emocionado por la devoción y cariño del público que en medio de la euforia gritaba frases como “¡vamos Charly!”, “¡ya va, ya va loco!” respondería una vez.
Bien podría haber finalizado ahí su show sin motivo al mínimo reproche, pero aún faltaba más: "I'm not in love", "Asesíname", "Ojos de videotape" y "Total interferencia", que fue  la frutilla del postre, fueron los últimos cuatro temas de los 23 que sonaron esa noche hasta que se corrió definitivamente el telón. La sensación de que Charly esta para algo mas grande quedo flotando y la presencia de prensa Chilena hace pensar que esto es posible. Say no more.

Lista de Temas:
01-De mí
02-La máquina de ser feliz
03-Rivalidad
04-Yendo de la cama al living
05-In the City That Never Sleeps
06-Cerca de la revolución
07-King Kong
08-Lluvia
09-Parte de la religión
10-No llores por mí, Argentina
11-Cuchillos
12-Canción de dos por tres
13-El aguante
14-Rezo por vos
15-Demoliendo hoteles
16-Nos siguen pegando abajo

Intervalo

17-Happy and Real Roberto Pettinato)
18-Break it up
19-El día que apagaron la luz
20-I'm Not in Love
21-Asesíname
22-Ojos de videotape
23-Total interferencia

Hernán para Cinema Veritè