miércoles, 16 de enero de 2019

Charly García, zapada y día futbolero en Punta del Este.



Charly García sigue en Punta del Este y noche a noche es una sorpresa. Suele aparecer por locales nocturnos para tocar o simplemente zapar. Así ocurrió en la madrugada del martes cuando concurrió al pub Moby Dick acompañado de su amigo el músico Zorrito Von Quintiero. En el tradicional pub, estilo inglés, tocó unos pocos temas junto a sus amigos músicos después de esperar un buen rato por un órgano.
Pasadas las 2 de la madrugada el propietario del Moby Dick, Federico Tieffenberg llamó a unos amigos implorando conseguir un órgano ya que estaba Charly García y quería tocar pero necesitaba ese instrumento. Sus amigos no le fallaron y aparecieron un rato después en el local con el órgano de Lautaro Pereyra, hijo del politólogo José Pereyra.
Finalmente Charly se dio el gusto de tocar mientras saboreaba una caipiroska que le alcanzó una moza y también toco la guitarra. Inolvidable para los presentes.

Charly sale a la cancha.

                                                               
A la noche del mismo día se fue hasta el Campus Municipal de Maldonado para ver el partido entre el campeón de América, River Plate y el club Nacional de Fútbol, que terminó con la victoria de los millonarios por un gol a cero.
Llego cuando comenzaba el partido. Se instaló en el palco, con una copa de champagne y luego se ubicó en una butaca junto al ex jugador Juampi “Forrest” Sorín. Fue en el marco del programa que el ex capitán de la selección que se llama "Se juega en casa" y va por la tercera temporada, un programa en el que el ex futbolista entrevista a músicos y hablan de fútbol, además de tener la particularidad de ser transmitido por Facebook Llive. Aparte de esto el músico recibió de regalos la camiseta oficial de River y un disco de Paul Mc Cartney.


Hernán para Cinema Veritè

lunes, 14 de enero de 2019

El Negro Rubén Rada y un invitado de lujo, Charly García


Fue en un bar de Punta Ballena, en el marco del festival Medio y Medio.



13 de Enero, Déjà vu. Hace casi un año pasaba lo mismo y en el mismo lugar, en enero del 2018, Charly García se subió a este escenario para celebrar el cumpleaños de Zorrito Von Quintiero, su amigo y compañero de banda, Rada hizo lo mismo y juntos tocaron “Malísimo”, un tema de su autoría que comparte una suerte de paralelismos en la letra con “yendo de la cama al Living” y “Rompan Todo” de sus compatriotas de “Los Shakers” banda pionera del rock en la región.
En esta oportunidad, fue Rubén Rada quien lo invitó nuevamente, fue en el marco del festival Medio y Medio. Con Charly en el teclado, interpretaron otra vez “Malísimo”, y “Dedos”, de Totem, una banda de los años setenta de la que fue parte el músico uruguayo. Antes de despedirse García interpretó parte de “Cinema Verite”, clásico de Seru Giran. Aunque no subió a tocar, entre los presentes se encontraba el Zorrito Von Quintiero, quien publicó en su cuenta de Instagram, un fragmento de una de las canciones que tocaron. “Emoción rioplatense verlos juntos cómo en aquellos años!”, escribió el bajista.
Antes de esa aparición, Charly había irrumpido inesperadamente, en Ferona, bar de La Juanita y al día siguiente en la cervecería 1516 del balneario del departamento de Maldonado. En ambos lugares armó improvisadas listas de temas de unos 40 minutos, con clásicos suyos y de los Rolling Stones. Parece que Charly no va a parar y seguirá sorprendiendo a los veraneantes del exclusivo balneario uruguayo.

Hernán para Cinema Verité
Ayer salió "NERVIO", la revista digital de Andres Calamaro. Un debut con bohemios célebres. En cada número habrá un "Cuestionario Universal con Nervio", que responderán artistas, novelistas y músicos. En el primer número Charly García respondió las preguntas de Calamaro. Ese diálogo marca el reencuentro público de los dos grandes músicos argentinos.


Charly Garcia existe solamente uno. Su obra es un género serpenteante. Son muchos géneros en una misma persona. Es inexplicable que realmente exista Charly. Lo que le debemos por la cualidad única de sus canciones y sus desarreglos. Es incalculable. Lienzo de su propio Lienzo. García es una máquina de escupir pájaros ... Líneas paralelas de música inaudita y perfecta.

¿Está leyendo algún libro?
Si. "Who I Am".( NdR: de Pete Townshend)

¿Quiere nombrarme tres películas que le hayan gustado mucho?
2001 Odisea del Espacio, La Dolce Vitta, SNM The Movie.

¿Quiénes son sus tres argentinos, públicos o históricos, preferidos?
Maradona, Cerati y Capusotto.

¿Puede nombrarme a tres toreros?
El de "Sangre y Arena". (NdR: película de 1941 de Rouben Mamoulian)

¿Cuál es su personaje histórico preferido?
No sabe, no contesta.

¿Cuál es su personaje preferido de ficción?
John Lennon.

“Un viejo adversario despide a un amigo”. ¿Para quién diría esta frase?
No para un adversario.

¿Probó la marihuana?
Sí, ¿tenés?

¿Consume psicofármacos?
Sí, ¿tenés?

¿Puede nombrarme sus tres tangos preferidos?
Uno, El día que me quieras y Volver.

¿Sabe afinar una guitarra?
No, pero sé programar un sintetizador.

¿Cuánto se miente en política, un 50%?
La política es mentira.

¿Vinilo, CD o Spotify?
Vinilo.

¿Tiene alguna serie (de TV) para recomendar?
Los Simpsons.

¿Gardel inventó el tango o es el tango que inventó a Gardel?
Se inventaron mutuamente.

¿Sabe cebar un buen mate?
Sólo en la clínica.

 ¿Cuánto tiempo puede soportar sin teléfono?
No uso teléfono.

¿Iría de vacaciones a un lugar sin electricidad?
Sí, si es que tienen el sintetizador programado.

Escucha jazz, ¿puede nombrarme tres músicos notables de jazz?
"Jazz fue". Miles Davis. Jaco Patorius. Roberto Petinatto.

¿Y de flamenco?
No en este planeta.

¿Y sus tres futbolistas preferidos?
Gustavo Bazterrica, Leo Messi, Daniel Grinbank.

¿Tres discos preferidos?
Ya los hice.

¿Julio Sosa o Roberto Goyeneche?
Roberto Goyeneche.

¿Manu Ginóbili es uno de los argentinos más importantes de la historia?
Debe ser.

¿Maradona es más grande que Walt Disney?
No, pero es más grande que el Ratón Mickey.

¿El Che Guevara era hincha de Rosario Central?
Preguntale a Fito.

¿Sabe quién fue Hector Lavoe?
¿Laborde?

¿Le gustan las corridas de toros?
No tanto como que me corran para internarme.

“Del paraíso me gusta el clima pero en el infierno tengo mas amigos”.¿Suscribe la frase?
Si, amigo. 

Por Andrés Calamaro

domingo, 13 de enero de 2019

Charly García volvió a sorprender en el mismo bar de la Juanita con otro show



La primera vez Fernando Gómez se enteró tres días antes que Charly García estaría tocando en su restorán. "Él últimamente está buscando salir a tocar a lugares donde se puede relajar, la pasa bien, lugares chicos, y ya había ido a tocar al bar de un amigo en Buenos Aires dos veces", contó el dueño de Ferona. En una de esas ocasiones, Charly le comentó al dueño del establecimiento porteño que quería ir a tocar a un lugar de Uruguay que estuviera tranquilo, y se lo propusieron.
"Enseguida me llamaron y me dijeron: Che, va a ir a tocar Charly García, ¿está bien? Obviamente les dije que sí, que claro que estaba bien, que cualquier cosa que necesitaran me avisaran", contó Gómez al diario Uruguayo “El País”. No le reveló el secreto a nadie para que el lugar no se desbordara, algo que igual pasó, y tampoco sabía si ciertamente iba a venir. "Con ese tipo de músicos, como Charly, nunca sabés qué va a pasar", dijo. Pero a las 23:30 de la noche del jueves 10 de enero, Gómez recibió un mensaje que decía "estamos yendo para allá". En ese momento les avisó a sus amigos más cercanos, pero el boca a boca hizo que el lugar se llenara a poco más de 5 minutos de que el músico llegó al lugar.
"La gente se metía por la ventana para verlo", contó el dueño de Ferona.
Tanto le gustó el bar que volvió esta madrugada pero esta vez en una limousine rosa y con su amigo el Zorrito Von Quintiero, juntos interpretaron algunos clásicos de García y un que otro cover. Charly don’t stop.

Lista de temas:
Cerca de la revolución
Fanky
Rezo por vos
Otro
No voy en tren

Hernán para Cinema Verité

sábado, 12 de enero de 2019

Charly García sigue apareciendo de sorpresa para tocar en Punta del Este


Un día después de haber cruzado el charco en avión y haber tocado de sorpresa en La Juanita, un balneario ubicado antes de José Ignacio, Charly García lo hizo de nuevo. 


Esta vez fue el sábado de madrugada en la cervecería 1516 en Punta Ballena y brindó un recital de unos cuarenta minutos en el que sonaron hits propios y ajenos. Fue acompañado por Fabián "Zorrito" Quintiero, que es un incondicional del maestro al que llama “el jefe”, en el bajo y se le acoplaron los músicos que tocaban en el lugar.

Lista de temas
Cerca de la revolución
Fanky
Rezo por vos
Yendo de la cama al living
Break it up
King Kong
Satisfaction
Sympathy for the devil
Jumpin jack flash



Hernán para Cinema verite

viernes, 11 de enero de 2019

Charly García llegó a Punta del Este y dio un sorpresivo show en La Juanita



La Juanita, un balneario ubicado antes de José Ignacio, se transformó ayer jueves de noche en el sitio elegido por Charly García para sorprender a no más de 30 personas con un show cargado de emociones. En Ferona, un bar en el que suele haber música en vivo y según su dueño se define “una casa de artistas”, se corría el rumor de que podía llegar el icónico músico argentino. Pero los 30 clientes que estaban allí no se imaginaban lo que sucedería cuando el día 11 del 2019 empezaba a tener sus primeras horas.
A la 1.00 de la madrugada, García arribó en una camioneta junto a su novia, Mercedes Iñigo, y un grupo de amigos. El cuidacoche al principio no le permitía estacionar sobre el local. Cuando desde el vehículo bajaron la ventanilla y dijeron que adentro estaba el cantante de 67 años, el cuidacoche reculó y dijo: “Adelante, señor”.
Tras ingresar en el local vestido con un saco negro y una camisa a cuadros, la clientela quedó atónita. “¿Es Charly García?”, se preguntaban unos a los otros. “Sí, es él”, contestaban. Y un aplauso espontáneo se escuchó.
A Ignacio Abalo, integrante de Terapia, una banda que hace cinco días venía tocando en el lugar, le avisaron previamente que era muy probable la llegada de Charly.
“Pensábamos que iba a venir con sus músicos y dejamos todo preparado para eso”, confesó. Pero no. Sorprendió arribando solo. “Y nos bancamos los trapos porque sabíamos muchas de sus canciones”, comentó orgulloso quien tiene el rostro del músico argentino tatuado en su brazo. “Fue algo muy fuerte y hermoso”, comentó Abalo, quien se define como un fanático de su música desde los 8 años.
Rezo por vos, La máquina de ser  feliciz, Fanky y otros hitazos del mítico genio, además de covers de Los Beatles y los Rolling Stones fue lo que se escuchó en un espectáculo que rondó los 45 minutos. “Él daba las indicaciones y nosotros teníamos que seguirlo”, relató Abalo. Los asistentes le pedían canciones y él acataba.
En el lugar pidió que no lo filmaran porque quería disfrutar de la comodidad en una fiesta privada, imposible en la era smartphone. La tentación de contar que estaban en un show privado del célebre intérprete causó que el lugar se abarrotara de gente.

Por Juan Pablo de Marco

Lista de temas
Cerca de la revolución
Fanky
Demoliendo Hoteles
Rezo por vos
La máquina de ser feliz
Satisfaction
Let it bleed
Another Brick in the Wall
Sexy Sadie
Mercy


domingo, 23 de diciembre de 2018

Crónica del último recital del año. Charly García en el teatro Gran Rex. Un show centrado en la performance.



A lo largo de todo el año, García se aferró al título “La Torre de Tesla” para denominar los recitales que ofreció en Buenos Aires, Córdoba y Rosario.  Esto significó su progresiva vuelta a los escenarios de manera recurrente. Y en este ciclo Charly, rescató más temas de su etapa solista, elevó el nivel de su actuación, y, lo más importante, siempre los terminó. Con más o menos canciones, y de la forma que pudo, a razón de que su salud sigue siendo delicada. Y eso quedó de manifiesto en la ciudad santafesina, en setiembre último, en la que los médicos tuvieron que intervenir.

Diferente a la puntualidad del primer show de “La Torre de Tesla”,que se llevó a cabo el 15 de febrero en el Teatro Coliseo, el último Rex comenzó poco mas de media hora más tarde de lo estipulado. Cuando el telón de abrió Charly apareció solo en el escenario, sentado frente al teclado, haciendo “De mí”, tema con la que abre su disco Filosofía barata y zapatos de goma. Una vez que se integró esa sólida banda, solvente y funcional que lo acompaña (Kiuge Hayashida en guitarra, Carlos González en bajo, Toño Silva en batería, Fabián "Zorrito" Vön Quintiero en teclados y Rosario Ortega en coros), tocaron “La máquina de ser feliz”, “Rivalidad” y “Yendo de la cama al living”.

Después de presentar a “In the City That Never Sleeps” como “una canción nueva” (aunque está incluida en su disco Kill Gil, de 2010), le secundó “Asesíname”, y, tras haber pifiado previamente, advirtió que ahora “sí venía el casting, se armó la fiesta". Entonces, Charly dejó que en las pantallas, por las que circularon  fragmentos de las películas Toro salvaje, Dr. Strangelove y Psicosis para acompañar sus temas, corriera Springtime for Hitler para ejecutar “Otro”, de Random. Y eso le dio pie para colar uno de los escasos clásicos que invocó, “Cerca de la revolución”.

 "¿Quién carajo es Tesla? -preguntó al finalizar "King Kong"-. El que inventó los celulares hace 300 años", se respondió. Al melancólico tema “Lluvia” le vino como contrapunto un tramo más rockero del repertorio con “No importa”, en cuya introducción brindó por Keith Richards. "Voy a brindar por mi amigo Keith Richards que hoy cumple años. El día que explote una bomba atómica lo único que va a quedar es Richards y una cucaracha", soltó y desató las carcajadas de todo el teatro.

Luego de “Rock and roll yo” llego el momento cumbre de esta fecha, cuando García sacó de la manga una espectacular interpretación de “Parte de la religión”, muy afín a la original y en la que demostró que sigue siendo un buen cantante. Tras “Primavera”, se despachó con “No llores por mí, Argentina”, según dijo “un gran éxito que tuve cuando era joven, si no, estaría muerto. Pero no le voy a dar el gusto”. Sobre el final el cantautor le hizo un guiño a su disco Say No More mediante “Cuchillos”, y se despidió con “Promesas sobre el bidet” interpretado con una sobriedad y prolijidad que le sientan a la perfección en este momento. "Gracias por todo, ha sido un placer" saludó.
Si bien se cerró el telón inmediatamente, el público supuso que volvería. Por lo que ahí comenzó otra fiesta en la que se cantó de todo: desde las típicas arengas recitaleras hasta “El fantasma de Canterville” e “Inconsciente colectivo” (ambas enteras).

En definitiva hubo pocas visitas del músico a su pasado glorioso, pues la mayoría de los 17 temas que le dieron vida a su último recital de 2018 se abocaron a repasar su contemporaneidad.  
Aunque parte del público no quedó conforme ya que consideraron escasos los 65 minutos de show, Charly mostró, a lo largo del show un muy buen nivel interpretativo superior a sus últimas presentaciones y las protestas no empañaron el lujo (démonos cuenta de esto) de verlo otra vez a Charly sobre un escenario. Y es que García tiene esa capacidad única en el mundo, al igual que dice la canción, de encender de amor, de amor sagrado

Lista de temas:
01-De mí
02-La máquina de ser feliz
03-Rivalidad
04-Yendo de la cama al living
05-In the City That Never Sleeps
06-Asesíname
07-Otro
08-Cerca de la revolución
09-King Kong
10-Lluvia
11-No importa
12-Rock and roll yo
13-Parte de la religión
14-Primavera
15-No llores por mí, Argentina
16-Cuchillos
17-Promesas sobre el bidet

Crónica basada en la nota de Yumber Vera Rojas para Página12.