martes, 6 de junio de 2017

Carlos González: "a Charly lo acompañaremos por siempre."

Parte de la entrevista que le hizo la revista "Guitarristas y Bajistas.ar" a Carlos González, el asombroso y genial bajista chileno que todos conocemos por ser el bajista del gran Charly García desde ya hace algunos años, conformando junto al guitarrista Kiuge Hashayida y al baterista Toño Silva una base sólida, en donde Charly despliega su magia. 


-¿Cómo fue que conociste a tus amigos, Kiuge Hashayida y a Toño Silva?
-A Toño lo conocí a fines de los ochenta cuando el tocaba con un grupo y yo con otro, nos encontramos en algún concierto, luego tocamos juntos con una orquesta en eventos comerciales, fiestas y pubs. Posteriormente conocí a Kiuge. Luego en el 2000, ellos dos tocaban juntos en un pub en el barrio Sueca en Santiago y tuvieron dramas con el bajista y me llamaron, tocaban covers de temas de rock y blues.

-Contanos desde tu óptica como conocieron ustedes a Charly García.
-En ese contexto de tocar en la noche, habían abierto un local nuevo grande y los encargados estaban llevando artistas conocidos para darle publicidad y auge. Habían invitado a Willy Iturri con quien nosotros habíamos tocado ya el repertorio de GIT, después a Piero y luego se les ocurrió traer a Charly ya que un amigo que estaba en la organización, Freddy Anrique, había sido cercano a Charly. Lo conoció cuando vivió en Buenos Aires y tengo entendido fue su asistente y amigo. Él viajo a Buenos Aires a convencer a Charly de que viniera a Santiago a tocar y le dijo que tenían unos músicos que lo podrían acompañar que no tendría problema, así finalmente Charly accedió y se fijó un ensayo previo en el mismo local ese. Nosotros empezamos a repasar temas de Charly y mientras los hacíamos, él llegó pero no se presentó, sino que se quedó escuchando lo que hacíamos sin que nosotros lo viéramos para luego aparecer y presentarse. Así lo conocimos, en ese momento me pareció un tipo amable, un poco distraído. "Ustedes se saben mis temas mejor que yo" recuerdo que dijo en un momento pero creo que musicalmente hubo una conexión inmediata. Luego empezamos a conocer más de su carácter y genio. Conocer a Charly Garcia ha sido una aventura maravillosa, un recorrido por sus mundos musicales, una parte importante de nuestra formación como músicos y personas.

-¿En qué discos grabaste con él?
-El primer disco de estudio que grabamos fue Rock n’ Roll Yo, luego vino Kil Gil. En Random participe en alguna maqueta, luego por temas personales no me fue posible viajar por un tiempo así es que en este no grabé. Están también los discos en vivo, El Concierto Subacuático, el 60x60 y el concierto del Teatro Colon que todavía no se publica oficialmente.

-¿Cómo es ser el bajista de Charly García?
-Hacer el bajo en una banda de rock es como ser un puente entre la armonía y el ritmo de la base, en la música de Charly es todo bastante exacto o sea las notas justas, para llegar a tocar las notas justas y no tentarse de jugar de más es necesario disciplina y creo que he ido desarrollando aquello, últimamente estoy muchísimo más consciente de mi papel llegando a sentir así que mi parte es más eficiente y limpia donde se necesita, tocar con Charly siempre ha sido para mí un gran estímulo y como músico me demanda estar alerta y consciente.

-¿Charly te permite hacer arreglos o te da todo listo?
-Generalmente él tiene claro lo que quiere, siempre existe una pauta base que la entrega Charly al mostrarnos los temas. Luego aparece una etapa un poco lúdica como de propuesta y ajuste en que he sentido que puedo interpretar un poco, también hay frases o patrones que aparecen y van quedando aceptadas. Luego Charly es quien define qué es lo que es más adecuado para cada tema. Si Charly escucha algo que tocas que le gusta te lo hace saber para indicar que por ese lado va la cosa, al final siempre define Charly lo que queda.

-¿Cómo viviste el tiempo de su recuperación?
-Como todos, con algo de preocupación por su salud pero siempre consciente de que él tiene gran poder de recuperación.

-¿Qué pasó por tu mente el día del retorno de Charly en Caras y Caretas?
-Fue muy emocionante por todo el tiempo que había pasado entre medio y todas las ganas acumuladas de tocar juntos de nuevo. Es una alegría ver a Charly recuperado y tocando para su público.

-¿Qué hiciste en este tiempo que Charly no tocó?
-Me dediqué a practicar el contrabajo acústico, a tocar con mis dos hijos músicos, Simón que toca el violín corno un barroco y la guitarra eléctrica corno un Jeff Beck y Benjamín que es un batero talentoso y actualizándome en sonido, también estuve desarrollando dos modelos de bajos con características personalizadas para mí, pronto espero empezara usarlos, son instrumentos con gran sonido pero con la intención de que sean más livianos y más portátiles.

-¿Qué sigue en la vida de Carlos González?
-Yo siempre le he dicho a Charly que somos su banda y lo acompañaremos por siempre si él quiere, seguiremos tocando con él mientras él nos requiera y espero que la magia dure muchos años más. Por mi lado pienso seguir con el contrabajo acústico clásico, también estoy implementando una salita de grabaciones que tenía mi viejo y que yo he estado renovando para grabar nuestros temas con Simón y Benja. También arreglar y producir música para otros talentos emergentes y como siempre continuar mi pasión por la Iutheria. Seguir desarrollando instrumentos con modelos propios en nuestro taller de instrumentos.

Por Sergio Resar.
Transcripciòn Hernán para Cinema Verié

No hay comentarios:

Publicar un comentario