domingo, 23 de octubre de 2011

CHARLY GARCÍA: 60 AÑOS A PURO SHOW

Un recorrido por la carrera de un verdadero animal de los escenarios:

Sesenta veces Charly. Arriba del escenario, como siempre, donde sea, como sea y a la hora que sea. Animal musical y ADN argentino, Charly García cumple hoy 60 años y lo celebrará con un ciclo de seis conciertos conceptuales en el Gran Rex, a partir del jueves. Desde aquí lo saludamos y lo recordamos con 60 de sus conciertos que quedarán en la historia del rock de acá y en la memoria de miles de argentinos. Del Charlie flaco al Charly gordo y del conservatorio al Gran Rex, García aparece aquí más vivo que nunca.

1956. Primer concierto de Carlos García Moreno, a los 5 años, como parte de sus estudios en el conservatorio Thibaud-Piazzini. Dicen que ya era un rebelde de las partituras.

1971. Debut oficial de Sui Generis en el colegio Santa Rosa. Charlie y Nito Mestre se conocieron en los pasillos del colegio Damaso Centeno.

1972. Su set en el Festival BARock III -luego hecho película- es uno de los primeros pasos del dúo hacia la masividad.

1973. Primero de una larga lista de conciertos proselitistas, en la cancha de Argentinos, celebrando el regreso de la democracia y la asunción de Cámpora.

1975. Concierto en Montevideo que termina con la detención de Charly. Esa noche, cuando los militares uruguayos lo interrogan sobre la letra de "Botas locas", García jura que es un tema nacionalista y que en vez de "si ellos son la patria, yo soy extranjero", dice: "Si ellos son la patria, yo me la juego entero". Los músicos de Sui Generis juran que les salvó la vida.

1975. En septiembre, Sui Generis se despide con dos noches en el Luna Park. Se graban una película y el disco, Adiós Sui Generis , y se inicia en el país la era del rock para las masas.

1976. "La Máquina de Hacer Pájaros plantea una experiencia de música elaborada que nunca fue profundizada en Argentina", dice la crónica de la revista Pelo sobre el primer concierto de la nueva banda de García, en el teatro Astral.

1977. En el teatro Coliseo la banda presenta su segundo álbum, Películas , con un concierto de lo más volado.

1977. Festival del Amor. Con este encuentro, Charly despidió a La Máquina de Hacer Pájaros y reunió al mismo tiempo a Sui Generis y a PorSuiGieco. El festival también conocido como Charly y sus amigos fue registrado y editado en disco tres años más tarde, con el nombre Música del alma.

1978. Seru Giran debuta en noviembre con un accidentado concierto en el estadio Obras y una crítica histórica de Pipo Lernoud en el Expreso Imaginario, en la que sostenía que esos que estaban allí no eran los verdaderos Seru Giran, sino sus dobles: "Es increíble lo bien hechas que están las máscaras: los ojos de Charly no brillan". Un año más tarde llegaría la réplica en formato tapa de disco: La grasa de las capitales y los dobles de Charly, Lebón, Moro y Aznar.

1980. En junio, Seru presenta su disco Bicicleta, en Obras, y con una recordada escenografía de Renata Schusseim.

1980. En septiembre Spinetta Jade y Seru Giran realizan juntos dos conciertos que hicieron leyenda, también en Obras.

1980. Para cerrar un año memorable, Seru Giran se presenta gratis en La Rural, en el concierto de rock más convocante hasta esa fecha: 55 mil personas.

1982. En marzo, en Obras, Aznar se despide en público y se va a tocar con Pat Metheny. La última presentación de Seru Giran queda registrada en el disco No llores por mí Argentina.

1982. En diciembre García abre su carrera solista con otro concierto memorable, con Schusseim ahora comandando el bombardeo a Caballito a seis meses de la rendición en Malvinas. Comienza el ciclo de bandas de alto perfil y presenta su debut Yendo de la cama al living acompañado por Cachorro López, Gustavo Bazterrica, Willy Iturri y Andrés Calamaro.

1984. En el pub La Esquina del Sol, se presenta bajo el nombre Giovanni y Los de Plástico y se despacha con un show íntimo y de alta fidelidad.

1985. En mayo presenta el disco Piano Bar en el Luna Park, acompañado por Guyot-Iturri-Toth (GIT) y Fito Páez. Invitado de lujo: Spinetta.

1985. Minishow para la TV junto a Spinetta, mientras componían un álbum conjunto. En el programa Cable a tierra tocan "Rezo por vos". Mientras cantaban eso de "y quemé las cortinas y me encendí de amor", el departamento de García se prendió fuego. No existen, pero que las hay las hay: el incendio condicionó el proyecto y quedó trunco para siempre.

1986. Convoca a Calamaro, Richard Coleman, Fernando Samalea, Christian Basso y Daniel Melingo para integrar su banda y la bautiza Las Ligas.

1986. Presenta en Palladium el álbum Tango, compuesto y grabado junto a Aznar.

1987. En el estadio Pacífico de Mendoza, García se agarra a golpes con un pibe que le grita "puto" y termina bajándose los pantalones en escena. Una vez terminado el show, el músico se enfrentaría con la policía en el primero de los varios capítulos escandalosos que marcaron su vida en la provincia cuyana. "¡Soy un oficial de la policía", gritó un uniformado agredido. "¿Y yo qué culpa tengo de que usted no haya estudiado?", concluyó García antes de marchar a la comisaría.

1988. En marzo se suma a un trasnochado show de Fricción en Palladium y toca junto a la banda y a Gustavo Cerati en un cierre histórico para los años 80.

1988. Forma parte de la delegación argentina que participó del festival Amnesty International y cuenta la leyenda que antes de tocar para 80.000 personas, le dijo al mismo Bruce Springsteen eso de que "acá, el jefe soy yo".

1989. Presenta Cómo conseguir chicas en el Gran Rex con récord de convocatoria hasta el momento (ocho funciones) y la participación especial de Antonio Gasalla en el tema "Fanky", cortina de su exitoso programa de televisión.

1989. Como cierre de la gira proselitista de Eduardo Angeloz, García cierra un festival en Ferro. "No voten a Nemen" fue su grito sagrado.

1990. En uno de los conciertos con los que presenta Filosofía barata y zapatos de goma, en el Gran Rex, un hombre sube al escenario con un revólver en la mano y encañona a Charly. García tranquiliza a la seguridad y ni lerdo ni perezoso le quita el arma al agresor. Allí descubre que la pistola era de juguete.

1990. En diciembre participa de un festival gratuito en la 9 de Julio y cierra ante 100.000 personas con la versión del Himno Nacional que grabó en su flamante álbum.

1991. A solas con Aznar presenta en sociedad su disco Tango 4.

1991. Dos días antes de Nochebuena, García vuelve a Ferro, pero en vez de ingresar en limusina, como en 1982, lo hace en una ambulancia, en referencia a su reciente internación en una clínica. Lo acompañan Hilda Lizarazu, el Zorrito Quintiero, el Negro García López, Fernando Samalea y Fernando Lupano, ahora oportunamente bautizados Los Enfermeros.

1992. Seru Giran se convierte en el primer artista argentino en llenar la capacidad de dos estadios de River. En el primero hubo cortocircuito público con Lebón y el resto de la banda; en el segundo, la banda alcanzó la gran expectativa generada en torno a su esperado regreso.

1993. Por entonces, uno podía llegar cualquiera trasnoche al Roxy de Congreso y encontrarse con una memorable zapada de García junto a Oscar Moro, Alejandro Medina, Pipo Cipolatti o inclusive Pappo.

1993. Vuelve a Ferro y estrena un escenario circular y giratorio.

1994. Show improvisado en el hall del Centro Cultural San Martín, teñido de rubio y en homenaje a Kurt Cobain, que se acababa de suicidar.

1994. En septiembre y con un impecable ciclo de diez conciertos en el Gran Rex, presenta la ópera-rock La hija de la lágrima.

1994. A fin de año, en una FM, ofrece un acústico de su nuevo proyecto de covers Cassandra Lange.

1995. El 4 de mayo, en Miami, graba el MTV Unplugged, con María Gabriela Epumer ya como fiel ladera.

1996. En el autocine de Villa Gesell, abre el año a puro escándalo, se agarra a piñas arriba del escenario con el Negro García López y lanza la frase: "Mejor que sol sin drogas es drogas sin sol".

1997 . En enero, luego de polémicas y recriminaciones de folklóricos agoreros, cierra junto a Mercedes Sosa el festival Cosquín en la plaza Próspero Molina.

1999. En julio le regala un concierto privado al presidente Carlos Menem. Música, pizza y champagne en Olivos. En la Red se consigue el álbum pirata Charly & Charly en Olivos.

1999. Concierto encendido en Obras, con rotura de piano con un hacha y la presentación de los temas compuestos junto a Pipo Cipolatti en esa suerte de Titanes en el ring rockero aún inédito.

1999. Show gratuito para más de 150.000 personas en Puerto Madero, dedicado a los desaparecidos y con la presencia de las Madres de Plaza de Mayo. El concierto quedó registrado en el álbum Demasiado ego.

2000. En marzo, como parte del ciclo Argentina vivo, Mercedes Sosa y Charly coinciden en el estadio Malvinas Argentinas de Mendoza. ¿El show? Correcto. ¿El aftershow? Escándolo en un bar por la noche y piletazo desde un noveno piso a la mañana siguiente.

2000. En Obras presenta dos temas inspirados en su clavado en la pileta mendocina y repasa su carrera junto a Aznar, Cerati, Pipo, una orquesta de cuerdas y Nito Mestre, anticipando el regreso que vendrá.

2000. Para fin de año, Sui Generis vuelve con disco y concierto en el estadio de Boca Juniors.

2001. En el siempre abierto Bar Say No More festeja los 50 años. Una y otra vez.

2002. Charly llega al Colón y canta el Himno como cierre de una función de Maximiliano Guerra con el Ballet Mercosur.

2002. En el Luna Park, ofrece, en lo musical, uno de los mejores García de la década.

2004. Bajo una descomunal tormenta y como parte del Quilmes Rock, García desarma al público con una actuación de tono épico.

2004. Para celebrar las fiestas mayas, y el primer año de gobierno de Néstor Kirchner, se sube a un escenario frente a la Casa Rosada, canta el Himno y se despide a puro Pete Townshend rompiendo su guitarra. Flaco, desgarbado, con sombrero de cowboy y traje celeste y blanco. "Oíd mortales..."

2004. Vuelve a Obras con un triplete de shows conceptuales: una noche La venganza (Sui Generis, La Máquina de Hacer Pájaros y Seru Giran), otra Plateado sobre plateado (de Clics modernos a La hija de la lágrima) y la última Rock and roll, de Say No More en adelante. El plan nunca fue el ideado y los conciertos fueron de mayor a menor.

2005. En la nueva sede del Cosquín Rock y con seis horas de atraso cerró la primera jornada del festival con casi tres horas de música bajo la luna. A la noche siguiente se subió a zapar con Pappo en un reencuentro musical inolvidable.

2006. Surrealista cumpleaños/concierto/performance pública para festejar sus 55 años en el Gran Rex. García había montado un espectáculo para que el público lo escuche en sus radios portátiles. Entró, se enojó con el sonido, tiró uno, dos, tres teclados y el chiche se rompió. Adiós al "show para auriculares" y bienvenido un happening del que participaron Juan Alberto Badía, Deborah del Corral y Andrew Oldham, entre otros.

2006. Gratis, en el Rosedal, Charly canta junto a su amiga Mercedes Sosa por última vez en público.

2007. Toca en la Rosada para Kirchner. "No soy menemista. Soy radical y creía que Kirchner era radical", dijo entre risas.

2007. En agosto y con un ciclo de conciertos bautizado Olvidate del rock nacional, presenta su disco aún inédito, Kill Gil, en La Trastienda. El primer show fue impecable; el último, un bochorno que terminó con García golpeado por un patovica y las cortinas del local pintadas: Say No More.

2009. En marzo, con un minishow de siete canciones y frente a la Basílica de Luján, hace su lenta reaparición luego de diez meses de rehabilitación en dos clínicas y en la quinta de Palito Ortega.

2009. Una vez más, para celebrar su cumpleaños, organiza un show. Esta vez, con formato "regreso" y con una superproducción que volaría por los aires antes de comenzar debido a la tormenta del demonio que hizo que el DVD registrado esa noche se llamara Concierto subacuático.

2010. En el Luna puede mostrar finalmente los juegos aéreos montados por Pichón Baldinú.

2011. "Son un asco", le espeta Charly al público que llegó al Gran Rex para escuchar a Páez, pero se deleitó con casi media hora de García-Páez para el recuerdo: "Desarma y sangra", popurrí de "Dale alegría a mi corazón", "She's Mine", "Tema de Piluso" y "El amor después del amor", "Confesiones de invierno", "Estaciones", "Tuve tu amor", "Promesas sobre el bidet", "No soy un extraño", "Canción del 2x3", "El fantasma de Canterville" y "Los dinosaurios". Histórico.

2011. Seis conciertos para cantar los 60 y la promesa de un show conceptual por noche: La vanguardia es así, Detrás de las paredes y El ángel vigía (27 y 29 de octubre y 1, 4, 8 y 11 de noviembre).

Por Sebastian Ramos
LA NACION

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada