martes, 2 de diciembre de 2014

"I'M ZORRY" EL LIBRO DE FABIAN VON QUINTIERO CON PROLOGO DE CHARLY GARCÍA

Viajes, anécdotas y recetas con Rock

"I’m Zorry, The Gourmet Rock Tour" es un libro acerca de viajes, anécdotas y recetas con rock, desde las experiencias de Fabián "Zorrito" Von Quintiero en 30 años de trayectoria. En casi 400 páginas, Quintiero recopila historias del mundo rock y recomendaciones gastronómicas, con prólogos de Charly García y Bobby Flores y fotos del archivo personal del Zorrito.

"ZZZZZZZZZZZ. Z: Linda letra para empezar un nombre. Un animal que acecha y "calcula". Zorro superhéroe, testigo mudo e invisible que combate por la libertad. Fabián Quintiero: amigo, antena, tastemaker, músico, anfitrióin natural, fashion victim. Tantos años / Tantos aviones / Tantos escenarios "El futuro es tan brillante que usaremos lentes negros." Sos mi amigo. ¡¡¡Contá todo!!! 

Charly García"

“YENDO DE LA CAMA AL PISO”

En un show de Soda en Mar del Plata me encuentro con Samalea que me muestra el demo de Parte de la Religión y cuando lo escucho me digo “yo tengo que tocar acá” ¡y eso que el anterior teclado de Charly era Fito Paéz!, pero García estaba armando una banda nueva y yo quería tocar con él.
Pasa el tiempo y hay un levantamiento de los carapintadas en Buenos Aires (Octubre de 1987) y a la noche de la solución del conflicto se monta un escenario para shows en apoyo a la democracia. Esa tarde como a las 5 pm me llama Samalea y me dice “venite para la casa de Charly que vamos a tocar hoy en la plaza”, mamita querida!!, me corrió un frío por la espalda pero a la vez la certeza de que tenía que ir si o si, era el sueño de mucho tiempo, me había pasado la adolescencia yendo a Obras a ver recitales y era el momento de estar arriba del escenario, no lo dudé.
Llegué temblando a la casa donde vivía Charly, entro y estaba él con el teclado en el piso y me dijo “sentate”, ahí nomás me pasó la posición de las manos y los piques para tocar “Demoliendo Hoteles”, esa tarde fue pura felicidad, llamé a mi papá, a mi mamá, a mi primo, me sentía como un chico que llenaba de orgullo a la familia, porque era así, el barrio donde crecí no tenía nada, no había música, no había chicas, era un desastre y eso me hacía valorar doblemente la alegría que tenía.
A los 15 días del show estábamos con Charly y Samalea en la sala y García nos dice “tenemos que irnos a New York a comprar instrumentos para armar la banda, ¿venís?” y dije ¡vamos!, casi no lo conocía a Charly personalmente, yo era el primero que entraba a la banda después de Samalea, así que me fui de acompañante a New York, ¡imagínate lo que fue ese viaje!, Charly es un personaje, llegamos al Hotel donde él quería estar, en la zona del Village, es el hotel frente adonde grabamos el video de Fanky, se acerca al mostrador y le dice que teníamos las reservas hechas, pero no, no había nada y el hotel estaba lleno.
Charly tenía muchos contactos en New York y ya era amigo de Joe Blaney, lo llama y le comenta que no teníamos lugar para dormir y él nos dice que tiene el estudio de su mujer en el Soho, que nos quedáramos ahí una noche y al otro día ya encontraríamos lugar en el Hotel.
Nos caminamos todo para llegar al estudio de la mujer, eran como las dos de la mañana y cuando llegamos y abrimos la puerta nos queríamos matar, era un salón desprovisto de todo, no había nada, ni una silla, nada, un enorme cuarto de cuatro metros por cuatro donde la mujer de Blaney enseñaba yoga, y bueno, al menos encontramos la colchoneta finita que usaba para yoga en el suelo y nos tiramos con García a dormir. Estaba durmiendo con Charly tirado en un piso del Soho sin nada! En una época que no tenía ni confianza ni conocimiento con él, fue muy fuerte, por eso en el libro hay un capítulo llamado “Yendo de la cama al piso” donde hago referencia a todo lo que hicimos en New York armando la banda, éramos lo indeseables, o los enfermeros, no me acuerdo, siempre va cambiando de nombre a sus bandas Charly...

Fabián Von Quintiero

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada