sábado, 18 de marzo de 2017

Kiuge Hayashida: “Con Charly nunca se sabe. El sólo quiere tocar”


Kiuge Hayashida, el guitarrista de la banda que acompaña a Charly García desde el 2001 (que actualmente se completa con Toño silva, Carlos Gonzales, Fabián Quintiero y Rosario Ortega) tocó por última vez con él hace poco más de un día, y ahora está de regreso en Santiago de Chile donde reside y habló con el periodista Claudio Vergara para un medio local. Cuenta que hoy lo ve mucho mejor tras una etapa difícil. Un proceso que culminó en su último disco y en un show sorpresa del pasado jueves en Argentina al que describió como “groso, emocionante e intenso”.
 “Fue muy reconfortante, porque tuvimos dos semanas súper duras de ensayo. Y esto fue el fruto de un disco que atesoramos con mucho cariño y respeto”, resalta el chileno. “Me invitó y empezamos a grabar la canción que en este nuevo álbum se convertiría en Mundo B. Su idea ahí fue tener algo bien rockero, bien crudo, pero también dejándonos en libertad para que impusiéramos nuestro estilo. Creo que eso se nota al escuchar estos temas. Con los años, él no cambia su método de trabajo: cuando se graba, sólo se hace eso, y a los ensayos sólo llega gente que trabaja con él, ni amigos, ni personas ajenas a su círculo. Es un espacio totalmente privado, sin nadie que pueda entrometerse o hacer un comentario invasivo. Y siento que hoy mi comunicación con él es mucho más rápida, casi telepática. Nos sigue tratando con mucho humor y con mucha gentileza”.
En el proceso de gestación de su último disco, Random, Charly debió operarse de la cadera luego de sufrir una fuerte caída doméstica. Durante el tratamiento, donde también debió enfrentar cuadros de fiebre y deshidratación que lo llevaron varias veces a la clínica, Hayashida lo observó más cansado de lo habitual, intentando recuperar fuerzas que parecían consumidas.
El chileno continua: “Ahora lo veo mucho mejor, pero cuando estaba en pleno tratamiento estaba un poco sedado, no se mostraba tan activo, porque estaba concentrado en su recuperación. Le costaba mucho, no podía caminar con normalidad. Ahora camina un poco más lento, con dificultad, pero al menos lo hace. Se está acomodando a sus exigencias actuales, muy de a poco. Y el hecho de que vuelva a tocar es una señal de que tiene las pilas recargadas, que quiere seguir en esto. Por lo demás, siempre fue flaco, así que con eso no veo que sea distinto”.
Según Kiuge, parte de ese ánimo oscilante estuvo condicionado por la muerte en 2014 de su amigo el guitarrista histórico, Carlos “el Negro” García López, en un accidente automovilístico. “Ahí estaba bastante abatido, fue algo muy duro”.
Ya exorcizado de todos estos problemas y superada la tristeza, Charly finalmente terminó prácticamente solo Random, haciéndose cargo de pianos, teclados, guitarras, loops y programaciones. Finalmente, Kiuge participó de cuatro de los diez temas del disco y “Toño” Silva aportó las baterías de solo uno.
Consultado por la posibilidad de una nueva gira con García Hayashida prefiere relativizar el tema: “Con Charly nunca se sabe. El sólo quiere tocar, por lo que nada en su carrera se puede descartar”.


Hernán para Cinema Veritè

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada