viernes, 17 de abril de 2009

Mecha: El nuevo angel de Charly

(Nota completa de la revista Gente).


La talibana es tímida, de las que se sonrojan. Es de Villa Crespo, barrio en el que vivió toda su vida. A los 14 se inició en el arte de las pasarelas, en la agencia Civiles Management. Siempre le aburrió el colegio; por eso, paseó por varios hasta hacerse con el título de bachiller en el Nicolás Avellaneda. Lee a Nietzsche y a Woody Allen. A los 16 conoció por dentro el mundo de la música, trabajando de camarera en Kim & Novak, en Güemes y Godoy Cruz, Palermo. Durante esos días grabó videos para Babasónicos y Gustavo Cerati, entre otros. “¡Ojo! Aparecía un toque nomás”, advierte.
Hoy tiene 21 años y es la nueva VJ –video jockey– de Los 10 más pedidos, programa que se emitirá a partir del lunes 20 de abril a las 15 horas por la señal de televisión MTV para toda Latinoamérica. Su nombre es Mercedes Iñigo, pero el ambiente la conoce como VJ Mecha. Aunque hay más: desde que conoció a Charly García (57), a mediados del 2007, su vida cambió. “Vos y yo ya nos vamos a ver”, profetizó el cantante la noche en que se conocieron. Y así fue. Seis meses después, Mecha comenzó a trabajar con el artista en sus recitales, vestida de talibana. “Tenía que escribir con aerosol sobre una pared transparente, para que el público pudiera leer el mensaje. A partir de esos nueve recitales en La Trastienda nunca nos separamos”, cuenta con admiración. Y aclara: “Con Charly tenemos una amistad muy fuerte”.

–¿Cuando empezaste con la agencia de modelos qué esperabas del mundo? –
Escuchaba música, iba a ver bandas... No tenía un plan muy armado.
–¿Mirabas Rebelde Way, por ejemplo? –
¿Sabés que no? De hecho, en esa época ya veía MTV. Sobre todo los programas de Ruth Infarinato y Ale Lacroix. Y me acuerdo de que mi viejo no me dejaba ver Beavis and Buthead. Mal por él.
–¿Tocás algún instrumento? –
Con mi familia armamos una banda. Algo así como los Iñigo’s Band. Mi papá, Daniel, toca la bata; mi hermano Facundo, la guitarra –él es el verdadero músico–; mi hermana Flor, el bajo y yo, el teclado, aunque me considero muuuy mala ahí.
–¿Qué tipo de música te gusta? –
Los Beatles, los Rolling, Bob Dylan… Muy clásico lo mío.
–¿Y nacional? –
Charly, obvio, Spinetta. Sigo con lo clásico...
–Ahora que lo nombrás, ¿cómo fue tu primer contacto con él? –
¿Con Charly o con Spinetta? (risas). Conocí a Charly justamente en una fiesta de MTV. Nos presentó Pipo Cipolatti. De entrada nomás nos morimos de risa. Es amable y chistoso. Ni bien volví a casa, admirada, se lo conté a mis amigas. A los pocos meses, una amiga en común me comentó que buscaba a una morocha alta para unos shows. Fui a su casa y me contó su proyecto de Kill Gil: debía actuar de chica talibana (sólo se me debían ver los ojos), subir al escenario y escribir frases que él me dictaba. Una experiencia increíble. De ahí en más, amigos por siempre.
–¿Novios no? –
No. Tenemos una amistad, un compañerismo y una confianza muy fuertes. Siempre me gustó estar a su lado. Me seducen su inteligencia y su personalidad. Y ni hablar de su genialidad.
–¿Te molesta el rótulo de novia? –
No pienso en eso. Vivo el presente. Sólo Charly y yo sabemos lo que hay entre nosotros... y con eso basta.
–¿Lo elegirías como pareja? –
Desde que conocí a Charly nos elegimos como compañeros. Cada día lo veo mejor. Es increíble la velocidad de su evolución. Está contentísimo, con mucha energía y ganas de ir para adelante. Juntos vamos a shows, salimos a caminar por la quinta, comemos asados con los Ortega –Palito es lo más–, vemos The History Channel y fútbol.
–Bueno, y pronto te verá a vos en Los 10 más pedidos... –
Ojalá. Hace dos semanas que estamos grabando a full con Gabo (Gabriel Ramos, otro VJ). Hoy me levanté a las 8 de la mañana y terminamos a las 7 de la tarde. Va a estar muy bueno.
–¿No te da un poco de vértigo esto de llegar a toda Latinoamérica? –
Para nada. Va a haber invitados, secciones de actualidad, entrevistas... Será un programa súper completito, te aseguro.

Por: Juan Cruz Sánchez Mariño. Fotos: Christian Beliera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada