domingo, 5 de septiembre de 2010

ALEJANDRO “PIPI” CORREA El bajo de Sui Generis.(Repost)


“To walk Spanish”

Para los que les gusta la historia temprana de Charly García les dejo algo de Sui Generis, es de un reportaje que le hizo Simón Zarub a Alejandro “Pipi” Correa el bajista original de Sui Generis. Es medio largo pero tiene cosas que pocos saben. Recomiendo que la lean.

El asunto es así: Sui Generis era un grupo de chicos del secundario, incluso es la fusión de dos grupos distintos.
“To walk Spanish” era un trío que arma Charly –siempre fue Charly, lo que sucedió es que los tarados de Microfón lo cambiaron porque suponían que era un error la "y"- que tocaba alternadamente y según el tema el piano o la guitarra, conmigo tocando también alternadamente la guitarra y el bajo y con Beto Rodríguez en batería. Cantábamos en inglés, y yo hacia las letras en reemplazo del padre de Charly que era el letrista original. Luego empezó a hacer sus propias letras en ingles. En realidad me relaciono con él porque yo sabía inglés.
Mi formación musical para la época era más que escasa al lado de la de él, que además del famoso oído absoluto, ya leía, escribía y había estudiado desde los cuatro años. Era un auténtico niño prodigio, que podía tocar Chopin o tocar “de una” los acordes de los temas de los Beatles o de los Byrds, que era un grupo que nos volaba la cabeza. Esto empezó a suceder cuando nos conocimos en segundo año del secundario. Es decir, teníamos ambos unos trece o catorce años. Con esta “formación” siempre nos faltaba algo: o un bajo o una guitarra. Entonces aparece Juan Belia, que no era del mismo colegio y tenia dos grandes virtudes: tocaba decentemente la guitarra, al menos para los parámetros de la época y lo que era todavía mas importante... tenía guitarra y equipo recién llegados de Estados Unidos, donde había vivido hasta esa época. No quedaban dudas entonces de quien iba a tocar el bajo. Por eso era el bajo o la nada. De todos modos y por la verdad histórica y por mi aprecio por Juan, digamos con toda claridad que el tipo tocaba muy bien.
Un tiempo después aparecen Los Gatos que cantaban en español y casi al mismo tiempo nos enteramos que en la división de cuarto año donde habíamos caído – ya estábamos en cuarto año- había otro grupo donde estaban Carlos Piégari, Nito Mestre, Hugo Milione y un flaco más que no me acuerdo el nombre y que como Juan, iba a otro colegio. Carlos no solo tocaba muy bien la guitarra, sino que aparte escribía muy bien, hacia canciones y si bien no era Charly, era bárbaro poder juntarnos con él por que escribía muy bien. El grupo de Piegari se llamaba “The Century Indignation”. Un día hablando llegamos a la conclusión que si Piegari venía con nosotros, íbamos a andar mucho mejor y entonces se lo proponemos. Él pone como condición que venga Nito. Y a Charly, Beto y yo, que estábamos en las tratativas, no nos pareció mal. Ahí aparece por primera vez Sui Generis, el original grupo grande que va a durar hasta terminar el secundario. Después y de a poco se va desintegrando hasta quedar en dúo. Uno de los primeros que emigra soy yo. Cuando el colegio se termina esto se empieza a disolver y soy uno de los que se va, en casa mi viejo me decía “con el laburo de la música no se come”.

Hay un gran mérito en Charly y Nito, que por dife¬rentes motivos no tuvimos algunos de los otros que anduvimos por ahí, yo por ejemplo: siguieron. Fueron capaces de bancarse todas las puertas cerradas con que nos tropezamos y se siguieron tropezando ellos y tuvieron su recompensa. No es poca cosa.
A mi lo que me pasaba es que me empiezan a apurar en mi casa para que trabaje o es¬tudie o haga algo “útil”, que la música era “pan para hoy, hambre para mañana”, o que de “eso” no se vive. Cosa que tal vez al futuro famoso dúo no les pasaba o que si les pasaba, lo podían sobrellevar. Yo no pude.
Por lo cual salgo a ver como me las arreglo con la guitarra, el bajo o lo que pueda, y así aparece la música infantil y Pipo (Pescador) y el resto.

Charly me vuelve a llamar cuando yo trabajaba de bajista de Pipo Pescador. Los vi en Mar del Plata en el verano del 71, tocaban a las dos de la mañana en el teatro De la Comedia, organizado por el “gordo” Pierre. Me acuerdo que él había conseguido una pieza de un hotel donde íbamos los “Pedro y Pablo” sus mujeres, el perro, Charly, Nito y yo. Dormíamos por turnos y a mi me tocaba a la tarde, terminábamos de tocar a las cinco de la mañana.
Un año después Charly me vuelve a llamar. Cuando “Vida” se entra a vender, al dúo le empiezan a salir shows y recitales todos los fines de semana. Pero no participe en “Vida”, aunque anduve en algunas de las sesiones de grabación “de visita”. Sui Generis ya era dúo, y yo ya no tocaba con ellos. Esto fue a principios de 1973, me llama y me dice que quiere agregar bajo y batería, porque con el piano y la guitarra los shows se le hacían cada vez mas pesados. El batero era Paco Pratti, a quien yo conocía de los ensayos de ellos, a los que solía ir, y que había grabado “Vida”. Y la gran “ventaja” conmigo era que ya me conocía todos los temas y podía empezar ese mismo día, de hecho empecé ese fin de semana, solo con una repasada de algún acorde. En ese momento yo estaba de bajista con Pipo Pescador. Por supuesto me pareció una propuesta maravillosa y dije inmediatamente que si. Por fin se me daba, podía hacer algo que realmente me gustaba y encima iba a cobrar.
Y luego estuve unos días alternando Sui Generis con Pipo, por supuesto me tuve que despedir de Pipo. En ese momento ellos ya habían empeza¬do a grabar “Confesiones de invierno”, así que aparecí grabando algunos temas como “Rasguña las piedras” y “Lunes otra vez”.

Pero no me banque el ritmo. Llegamos a tocar cinco veces por noche, a full!. Me acuerdo de un verano en Punta del Este con María Rosa, Pappo y Botafogo en el bajo.
Llegamos a 1974, empieza el proyecto de “Instituciones” y también algunas cuestiones de “procedimiento” entre Charly y yo, nos llevan a hacer un trato de común acuerdo: terminamos el disco y yo me voy. Algo enojado si, pero no sentía que me habían echado. Aunque a lo mejor un empujoncito hubo…
Esto sucede a fines de 1974. Cuando yo me voy, me suplanta Rinaldo (Rafanelli).... pero el disco no sale a fines del 74 como estaba programado, porque había dos temas que no pasaban la censura, con lo cual o los reem¬plazan o no había disco.... entonces reemplazan los temas… Y esos los graba Rinaldo. El disco recién va a terminar saliendo en 1975 por esta cuestión. A esta altura Rinaldo ya era el nuevo bajista.
El motivo de mi “alejamiento” tiene varias explicacio¬nes, pero creo que la principal es que yo no alcanzo a entender –hasta varios años después y ya era tarde- que este no era el Sui Generis del secundario, sino una resplandeciente empresa en la cual cada integran¬te tiene un lugar, como sucede en las empresas y yo nunca pude, en aquel momento, entender cual era mi lugar en la estructura empresarial. Un grupo que vende la cantidad de discos que vende -aún hoy- y tiene la cantidad de presentaciones que tenia el grupo, no es una banda de aficionados que ensaya los sábados a la tarde, para darse el gusto, sino un engranaje que produce utilidades y como sucede en cualquier empresa, cualquier “desarreglo” en el funcionamiento amerita cambios del tipo que sea. Yo era un “desarreglo” en el funcionamiento.
El Sui Generis que se conoce no tiene nada que ver con el primero desde varios puntos de vista. Por ejemplo, no era el grupo de Charly, si bien era el personaje mas importante era una banda y todo se decidía grupalmente.
Éramos tres a componer temas, Charly, Carlos y yo y cuatro para cantar, los tres anteriores más Nito. Y todo era con ese grado de improvisación y voluntarismo que suele haber en los grupos que recién empiezan. Cuando vuelvo en el 73 la cosa era distinta, era el grupo de Charly, su sonido, sus ideas y su concepción de cómo hacer andar las cosas, lo cual además de no estar mal, era claramente exitoso.
Poco a poco no solo las líneas de bajo, los redobles del tambor, el rasguido de la guitarra, además de los temas, el armado de voces y todo lo que sonaba, eran obra de Charly, sino que además no siempre se quedaba conforme.
Sui Generis, fue uno de los grupos fundadores de toda una corriente musical y de toda una época social y política, que se sigue proyectando en el presente, y yo estaba ahí; la verdad tuve suerte de andar por ahí justo en ese momento.

Después de Sui Generis me cruce alguna vez con Nito en SADAIC y con Juan otro día en el mismo lugar, fuimos a tomar un café, nos contamos que estábamos haciendo, pero nada mas. De la última vez que hablé con Charly debe hacer unos treinta años, a no ser que consideremos un reclamo que le tuve que hacer por los creditos de un tema hace un par de años cuando salio “Sinfonía para adolescentes”, que tiene material del que hacíamos con el grupo grande, por ejemplo “Monoblock” o “Espejos”. Uno de esos temas era “Digo de vos”, que en realidad lo había escrito yo y no se me mencionaba. No es que el tema fuera algo rescatable, en realidad es más que flojo, pero le hice el reclamo por in¬termedio de SADAIC, ante el cual reconoció la equivocación y se cambio la autoría para futuras ediciones. Algo parecido habia pasado con “Natalio Ruiz” donde la letra es de Carlos Piegari y la solución fue la misma que ahora. Con Carlos Piegari trabajé varios años en un estudio de grabación que él tenía en los años ochentas donde grababa con su grupo de entonces “Avatar”.
En algún momento se fue a España y tampoco supe más de él. Beto Rodríguez cayó hará más de 15 años por mi estudio, nos vimos un par de veces, era taxista y se iba a vivir a Córdoba. Y con el que me reencontré, cuando presenté el disco “Canciones” en 2006 fue con Hugo Milione, que es abogado y sigue tocando. Lo volví a ver en una actuación que hice el año pasado en el Colegio de Abogados y el otro al que veo muy de vez en cuando es a Rolando Fortich, que también es abogado y fue el que vino como bajista del grupo grande después que yo me fui.”

Mas info:
Pagina de Pipi, donde, entre otras cosas, encontrarán una completa reseña de sus actividades a modo de Currículum –en la sección “Biografía y Discografía” del menú– además de links, fotos de diversas épocas, mp3 para bajar.
http://www.encontrarte-musical.com.ar/

4 comentarios:

  1. Q buenasss fotossss y excelente calidadddd
    gracias!!!!!
    Snm
    Lau

    ResponderEliminar
  2. Qué buena entrevista! Es verdad que es un poco larga, pero vale la pena leerla!

    Un abrazo,
    Ale.

    ResponderEliminar
  3. Genial la ultima foto la mas rara ...

    ResponderEliminar